El proceso de recauchutado de Bandag

Proceso de recauchutado

La excelencia de los recauchutados Bandag es el resultado directo del proceso de recauchutado de Bandag, sofisticado y estrictamente normalizado. Nuestra tecnología de última generación garantiza que todos y cada uno de los pasos del proceso sean precisos y eficientes. El proceso patentado de Bandag está diseñado para restaurar las prestaciones originales de los neumáticos y, a la vez, garantizar la uniformidad y la fiabilidad en todos los casos.

El sistema BASys

El sistema BASys es siempre el punto de partida. Los distribuidores Bandag usan este sistema para asignar un código de barras único a cada carcasa y hacer un seguimiento de ella a lo largo de todo el proceso logístico y de fabricación. Esto le ofrece plena visibilidad del estado de todos sus neumáticos y mejora la eficiencia del recauchutado.

Nuestro compromiso de calidad, fiabilidad y prestaciones está respaldado por el contrato de confianza Bandag. Más información.

PASO 1: Inspección visual inicial

Nuestros cualificados especialistas llevan a cabo una minuciosa inspección visual de la carcasa del neumático antes de pasar a la siguiente etapa del proceso. El proceso de recauchutado de Bandag requiere un punto de partida sólido, por lo que esta inspección inicial permite descartar aquellas carcasas que presenten unos daños excesivos. Es el primer paso para conseguir que un Bandag sea un Bandag en todo momento y lugar.

PASO 2: Inspección con una máquina de ensayos no destructivos

En esta etapa entra en juego la tecnología de última generación. Utilizamos detectores de alta tensión para buscar posibles perforaciones que no resulten visibles al ojo humano. Además, la interferometría láser de desplazamiento lateral (o “shearografía”) permite a nuestros especialistas penetrar en la carcasa para detectar y localizar posibles daños internos. De esta manera, nuestros especialistas pueden confirmar que la carcasa es apta para convertirse en un recauchutado Bandag.

PASO 3: Raspado

A continuación, se utiliza una raspadora para eliminar el caucho sobrante de la carcasa, conseguir las dimensiones deseadas y prepararla para colocar la nueva banda de rodadura. Gracias a la tecnología, el proceso y la precisión de Bandag, nuestros especialistas son capaces de convertir las carcasas individuales en recauchutados Bandag idénticos.

Paso 4: Pelado

Durante el proceso de pelado, los daños superficiales se eliminan cuidadosamente. Si es necesario, en esta etapa también se efectuarán las reparaciones oportunas. Este es también el momento en el que el especialista de Bandag puede “salvar” su carcasa y evitar que haya que desecharla. Esta etapa del proceso tiene una doble finalidad: garantizar que la carcasa quede totalmente limpia y lista para el recauchutado y, además, permanezca en buen estado hasta el final de su nueva vida útil... ¡para poder recauchutarla de nuevo si es necesario!

PASO 5: Colocación

En esta etapa, la banda de rodadura prevulcanizada de Bandag, con su dibujo y compuesto específicos, se coloca sobre la carcasa preparada. Tras medir y preparar cuidadosamente la banda de rodadura, el proceso de colocación transforma los neumáticos desgastados en nuevos y flamantes recauchutados Bandag. La capa de caucho no vulcanizado existente entre la carcasa y la nueva banda de rodadura garantiza la unión permanente de ambos tras el proceso de vulcanización. De nuevo, un especialista utilizará máquinas de alta tecnología de Bandag para garantizar que la uniformidad sea perfecta y la calidad del acabado sea excelente.

PASO 6: Vulcanización

El proceso de vulcanización une de forma permanente la banda de rodadura nueva de Bandag con la carcasa desgastada. Tras colocar el neumático en una envoltura estanca, la aplicación de presión y temperatura permite transformar la capa de caucho no vulcanizado y conseguir que adquiera su estado elástico final, que será irreversible. Esto garantiza que la carcasa y la banda de rodadura no se separen nunca... ¡hasta el siguiente proceso de recauchutado de Bandag, por supuesto!

Paso 7: Inspección final

Tras terminar el proceso y llevar a cabo la inspección final (ya sea visual o con ayuda de una máquina), el especialista de Bandag dará el visto bueno al neumático recauchutado para proceder a su venta. Asimismo, se asegurará de que el producto final sea un auténtico Bandag... ¡y luzca como tal!

Contacte con nosotros